La política acaba con la cita de Elena y Francisco: “Es un cavernícola”