Un movimiento de Fabio hace estremecer a Carlos Sobera: “¡Ostia chaval!”