Ni los toros ni Manolo Escobar, lo que une a Ángel y Natalia es Santiago Abascal