Luis Fernando, atónito ante el mensaje de su cita: “¡Madre mía!”