Joaquín deja sin palabras a Carlos Sobera: “Tengo tatuado a Pinocho, los ojos están pegados al manubrio y cuando miente se levanta”