El divertido lapsus de Natalia sobre la profesión de su cita: “Te das rayos también”