La cita más caliente de ‘First Dates’ termina con una cobra