A Diana le cae bien Brais, pero le rechaza por pijo