La pequeña confesión de Alicia: “Llevo dos meses con estos pantalones sin cambiármelos ni limpiarlos”