Domingo y Elena se fueron acompañados y la mar de contentos