Los verdaderos efectos de comer crudo a largo plazo: pérdida de cabello, insomnio y calambres musculares