'En el punto de mira': España, una fábrica de nuevos millonarios