'En el punto de mira’ entra en un piso lleno de restaurantes fantasma, el negocio más exitoso de la pandemia