Dabiz Muñoz se chupa los dedos con la cocina tailandesa en un merendero cualquiera