Los 'casi-primos' regresan a casa sin un solo euro