Edmundo y Yerai pierden 6.000 euros con el último desconocido