Bartomeu cargó contra el VAR para no dejar solos a Koeman ni Busquets y ante la presión de los precandidatos