Desde dentro del Barça aconsejaron a Ronald Koeman que matizara sus palabras sobre el rendimiento de Leo Messi