Sandra se salta todos sus principios y come paella: “El arroz es muy tóxico, es el mal del demonio”