Malabares a la batería, en el 'Circo de los horrores'