Se cumple un año de la explosión de Tui y los vecinos afectados todavía no pueden volver a sus casas