Volante y móvil, una combinación letal