Un informe concluye que las exhumaciones en el Valle de los Caídos no dañarían la estructura