Un hombre vestido con una túnica siembra el pánico tras la investidura de Biden en el Capitolio de EEUU