Girona celebra la primavera llenando sus monumentos de flores