Un error de cálculo echa a perder cerca de un centenar de vacunas en Gijón