Los 300 pasajeros de un crucero, en cuarentena en el Caribe tras detectarse un caso de sarampión