Entramos en la cueva del horror donde fueron encontrados los cadáveres del crimen de Adeje