Los okupas de la casa de una sanitaria en Reus tienen dos coches y dicen que "no les falta el dinero"