Francia establece el toque de queda a partir de las 21:00 horas para frenar la expansión del coronavirus