Sin ruedas de prensa pero sí vídeos en el móvil: los presos del procès recogen sus actas