La vida de la presunta parricida de Godella: tiene un trato normal con sus compañeras