La policía abre expedientes y sanciona a los que usan el uniforme para ligar en las redes sociales