Un perro experto en hallar restos biológicos señala el baño de la casa de Manuel