Los padres de las otras niñas del campamento dijeron que sus hijas "merecían descansar de estar con niños especiales"