Iglesias cede y acepta no estar en el gobierno pero Pedro le recuerda que nadie le impondrá ministros