Las mujeres trabajan dos horas más al día que los hombres en el hogar