Llega la mascarilla nasal: tapa solo la nariz y deja al descubierto la boca