Las madres de Verín tendrán que desplazarse 70 km hasta Ourense para poder dar a luz