La madre de los niños de Godella pudo matarles al sufrir un gran brote psicótico