Miles de venecianos protestan contra los grandes barcos crucero que atracan en la ciudad