El touroperador Thomas Cook quiebra y deja en la estacada a 600.000 turistas