Macron critica las ambiciones personales que han provocado el fracaso sobre el reparto de cargos de la UE