La inminente huelga de transportistas portugueses de materias peligrosas ya afecta a España y Portugal