Epstein pudo suicidarse en su celda como consecuencia de varios fallos en la seguridad de su prisión