El gobierno subirá el salario mínimo interprofesional a 950 euros y no a 1.200 como estaba previsto