La ley plantea aprobar el concepto de autodeterminación de género: cualquiera podrá decidir si es hombre o mujer