Una familia de Madrid denuncia que ha pagado 87 euros de luz en agosto sin estar en su casa