La primera decisión del Ejecutivo de coalición PSOE-UP: Subir las pensiones un 0,9%