La participación en el 28A alcanza cifras no vistas desde hace años